oliver_twist_6
La imágen pertenece a la película “Oliver Twist” de David Lean, director de joyas como “Breve Encuentro”, “Doctor Zhivago”, “El puente sonre el río Kwai” o “Lawrene de Arabia”.

Los que me conocéis os podéis imaginar que no creo en el Destino como algo prefijado y metafísico, una suerte de futuro que se va materializando a golpe de “estaba escrito” y que se configura como una fuerza que al mismo tiempo nos guía. Tengo un carácter más bién científico y materialista (en el sentido filosófico).

Sin embargo, creo que podemos llamar Destino a tomar conciencia de que existía un camino que veníamos recorriendo, lleno de actos, personas, vivencias, …al que no le dábamos forma hasta que, llegado un momento concreto, empieza a tomarla. Es decir, llamaría Destino a algo que hemos ido construyendo sin darnos cuenta y que de pronto aparece ante nosotros con nitidez.

Bueno no me he “fumao na” y me doy cuenta de que lo que he escrito se parece a los horóscopos de las revistas, cualquiera que los lea se puede identificar con ellos, jaja, da igual el signo del que seas. Pero si lo digo es por algo.

Esta reflexión sobre el Destino que recogí, de una forma más o menos parecida, hace semanas en mi muro de Facebook, tiene que ver con TECHO Y COMIDA.

Logo TYCComo por casualidad me encontré con TECHO Y COMIDA hace mes y medio. Vi unas fotos de mi amigo Daniel Quiñones junto a ese título y pensé que era una nueva aventura musical de Dani BigFut pero, aunque no iba desencaminado, TECHO Y COMIDA era otra cosa.

Entré en la página de facebook de TECHO Y COMIDA, pedían fotos con el título de la película, en una especie de juego creativo sobre qué nos sugería dicho título, mande una y la publicaron. La película está dirigida por Juan Miguel Del Castillo Moreno , al que conocí cuando él apenas tenía 16 o 17 años. Era amigo de otro montón de chavales con los que viví momentos inolvidables como educador en el COLECTIVO ARRABAL. Hoy, todos ellos y ellas son hombres y mujeres, algunos artistas o vinculados al mundo de la cultura y de la educación, y todos ellos, sin duda, “artistas” de la vida como diría mi amiga Maria del Mar Moreno. Con Juan no había cruzado una palabra en mi vida, pero seguía su trabajo en la distancia. Me envió un mensajito agradeciéndome la foto (que además no era mía, jaja, la pillé de internet) y ahí recomenzó todo. Quedamos para tomar café y estuvimos casi dos horas hablando.

Encajaron un montón de piezas en mi cabeza: El COLECTIVO ARRABAL, chavales adolescentes aprendiendo a tocar la guitarra, caras de compañeros y compañeras de años, educadores, con los que aprendí todo lo esencial de la acción social y educativa en mi vida; mi relación con CATALUÑA en los años 90, con el IMAE de Toni Puig en Barcelona, ABAST de L’Hospitalet con Ferran Farré ; mis amigos y amigas del Barrio de LA GRANJA, luchadores, amantes de la cultura, del carnaval; los años en que estudié en Sevilla y conocí a Charo Molina en “La Ciudad” una asociación de jóvenes donde me cruzaba con un melenudo y canijo Paco Tous  que entonces estudiaba arte dramático; el frenético activismo de los últimos años mezclado con el activismo de años en muchas historias; un video magnífico del 15M de Jerez con manos en alto cruzadas diciendo NO, que Juan Miguel Del Castillo Moreno nos grabo y montó sin que nadie se lo pidiera, el video terminaba con el rostro de mi entrañable amigo Polila, sindicalista y padre de activistas, y amigos ,como Francisco Javier Pérez Rosado y Angel Perez Rosado; la música, un megáfono en el video de “It´s Coming On” de los Smilling Buldogs con una pegatina contra los despidos del ERE del Ayuntamiento de Jerez; el gusto por la cultura de muchos amigos míos, ya puretillas, como Manuel Benicio ; la imagen de mi “cuñao” Juan M. Rodriguez Perez rodeado siempre de música, cine y reflexiones sociales; mi hijo Jesús sentado en una clase de Curso de Dandalú, Esteban Viaña Caro con mi hija Paula Used To Be en brazos, conocer a una hermosa rubia en la 3000 viviendas de Sevilla y así sin parar, decenas de imágenes. Todo encajaba.

TECHO Y COMIDA es un largometraje de ficción, una película que no va a dejar indiferente a nadie, dirigida por el jerezano, y quizá ya amigo para siempre,  Juan Miguel Del Castillo Moreno (Curso Dandalú, Rosario…), producida por Diversa Audiovisual.  En palabras de sus impulsores “TECHO Y COMIDA es también, inevitablemente, un reflejo del tiempo que estamos viviendo, el de una sociedad desorientada y acuciada por una profunda crisis económica que está abocando a miles de familias sin ingresos, a la precariedad y a la pobreza.”

Juan Miguel Del Castillo Moreno la define como “una historia realista que se identifica con el tipo de cine que me gusta ver y hacer. Un cine comprometido, en apariencia sencillo, sobre todo si lo comparamos con las aparatosas producciones hollywoodienses, pero de calado hondo en el alma y en la mente del espectador.” y Germán García Moreno, productor, dice sobre ellaSi me preguntaran que ¿por qué quiero hacer esta película?, la respuesta sería sencilla: porque nos hace mejores. Como en el cine de Chaplin, Ozu, Rosellini o los Dardenne, destila humanidad” , y describe entusiasmado “Lo que a priori (que no es poco) empezó como la producción de una película, día a día se está convirtiendo en todo un movimiento asociativo, cuanto menos, de un montón de amigos que ya sea por su interés por el cine, por la cultura o los temas sobre los que trata, se ofrecen, apoyan y colaboran en la misma. Mensajes con propuestas, aportaciones gráficas, ayudas en la producción y logística, colaboración de empresas… se van sumando día a día para hacer posible este sueño de unos cuantos que cada vez somos más. Por otro lado en la ciudad de Jerez, donde vamos a rodar, la noticia empieza a correr como la pólvora y los medios se hacen eco de la misma: entrevistas, ruedas de prensa, etc.”

Ahí estaba parte de la respuesta de porqué me metí en este tinglao: disfruto con esto, me hace descubrir cosas importantes, estimulantes, afectos, amigos, vida… Este proyecto, curiosa y progresivamente, me está conectando con muchas vivencias y experiencias de hace años y me está permitiendo ponerlas en relación con otras historias que ahora me ocupan. Me gusta participar en experiencias donde el objetivo está claro, suponen impugnar la realidad social en la que vivimos y en los que cada cual pone lo mejor que sabe hacer .Voy descubriendo con el tiempo que lo que mejor se hacer es conectar ideas, personas, proyectos, recursos,… menearlas y que incluso, a veces, surjan cosas nuevas. Así que me ofrecí a echar un cable, así de simple.

Las coincidencias continuaron cuando se conoció el TEASER con la banda sonora de la película. A la música de Daniel Quiñones , se unía la trompeta de David Strike (su madre y yo somo viejos conocidos) y las percusiones de  Manuel Morillas y Rafael Ramos , que nos ayudaron un montón, a la Asamblea del 15M de Jerez, con las Sevillanas Indignadas en las que participó también Luis Lara (conductor del Curso Dandalú).

GrabaciónY llego el momento de empezar a colaborar con el equipo de TECHO Y COMIDA, se reunieron y rodaron en Semana Santa tomas para una pequeña escena (el rodaje se realizará íntegramente en Jerez en verano) y otro montón de piezas volvieron a encajar.

Estaba leyendo “PRINCIPES DE MAINE. REYES DE NUEVA INGLATERRA” de John Irving, que se llevó al cine como “LAS NORMAS DE LA CASA DE LA SIDRA”, en la que el Doctor Larch leía cada noche a los niños de su orfanato fragmentos de David Copperfield, de Charles Dickens. Eso me llevó a recordar que pertenezco a una generación que, por los pelos, iba al cine antes de tener televisión en casa. Una de las primeras películas que ví fue Oliver Twits, basada en la novela del mismo nombre del autor inglés. Me he dado cuenta en estos días que quizá aquella película me marcó, he visto todas sus versiones cinematográficas, tengo varios comics desde las inolvidables Joyas Literarias Juveniles (que lo titulaban Oliverio Twist, del Carlos Dickens, jaja), me dediqué a la educación, trabajé voluntariamente muchos años con niños y jóvenes, tuve hijos, uno adoptado. Oliver Twits es una de las primeras novelas sociales de la historia de la literatura, y la primera novela en lengua inglesa que tiene a un niño como protagonista.

El malvado Fajin ofrecía a los niños TECHO y COMIDA a cambio de que delinquieran para él, pero los niños necesitaban más, algunos sucumbían a la manipulación y el “cariño” interesado del viejo, y consumaban lo que expresan los versos de Miguel Carabante para la banda sonora de TECHO Y COMIDA, “…ya olvidé los besos, la sonrisa y el amor de las palabras.”. Sin embargo otros manifestaban, y buscaban hasta encontrar, claramente la necesidad de cariño verdadero y un TECHO real, protector, sinónimo de familia.

Se siguieron multiplicando las ¿coincidencias?. Durante el rodaje conocí a Guillermo Valero Román, que resultó ser sobrino de mi buen amigo y compañero de la Asamblea del 15M de Jerez Pepe Valero. A Pepe no conocía de nada hasta hace tres años y resultó ser hermano del Antonio Valero, joven que estuvo en el Colectivo ARRABAL y que fue batería adolescente de MALAESPINA, la iniciática aventura musical de Daniel Quiñones, autor de la música de TECHO y COMIDA, y amigos ambos de Juan Miguel del Castillo, en aquellos años 90. El equipo de la película se quedó y trabajó durante la Semana Santa en los apartamento Gracia de Manuel Benicio, viejo amigo que trajo a Jerez a muchos artistas, músicos y personajes de las cultura cuando regentaba el único local de copas donde, en Jerez, se podía hablar de estas cosas en los años 80 y 90. Coincide que Manuel tiene colgado en su salón un cuadro de Amanda Román Buitrago Directora de Arte de TECHO Y COMIDA.

El equipo de Diversa Audiovisual que pasó por Jerez y que volverá con más gente en verano, es muy profesional, personas muy volcadas con el proyecto artística y emocionalmente. Germán García Moreno, Rodrigo Rezende Moraes, Yolanda Rico García y Neus Saez   creo que ya se han enamorado de Jerez y les agradezco que hayan abierto, junto con Juan, este proyecto a mucha gente y en concreto a mi, que hasta hace solo unos días era un perfecto extraño para ellos.

Quiero también tener un especial recuerdo para mis amigos Manuel Corchado y Carmen, una conexión también especial con la película. Mantenemos una relación de hace más de 30 años y han sido los primeros que han puesto en Jerez un cartel promocional de la película, en su bar “La Callejuela”, que los amigos catalanes se quedaron con las ganas de visitar cuando estuvieron en Jerez.

Por cierto no estoy seguro de si me he muerto, no me he dado cuenta y estoy ya en el cielo, porque en los últimos meses miro a mi alrededor y solo veo buena gente, o gente buena, que no es lo mismo, pero es igual.

El acontecimiento cultural y social del año en Jerez, no va a ser la Feria, ni la Semana Santa, ni el Festival de Jerez, ni el ser Ciudad Europea del Vino, ni el Mundial de Motos,… va a ser TECHO Y COMIDA

INTERRUPCIÓN: “Vale José Mejías, ¿pero de que va la película?”

JOSE MEJÍAS: Mejor te lo cuentas ellos.

(https://www.facebook.com/TechoyComida/info)

Argumento

En Jerez de la Frontera (Cádiz 2012) Rocío, de 25 años, madre soltera y sin trabajo no recibe ningún tipo de ayuda ni subsidio. Vive con su hijo Adrián de 8 años, en un piso alquilado que, desde hace meses, no puede pagar.

Rocío, que teme perder la tutela, mantiene en privado esta precaria situación y se busca la vida a diario, para conseguir alimento y hacer frente a los gastos de la vivienda.

La vida de ambos se ve golpeada, una vez más, cuando llega la orden de desahucio del piso en alquiler en el que viven.

 NOTA:

Como no quiero olvidarme de nadie os dejo por aquí el equipo que trabajó hace unos días en Jerez:  Monty Montero, Rodrigo Rezende Moraes, Guillermo Valero Román, Amanda Roman Buitrago, Yolanda Rico García, Jesús Gomez, Daniel Castro Fotografía, Mauricio Meynet Caceres, Neus Saez, Juan Miguel Del Castillo Moreno, Germán García Moreno, Fran Andres Jimenez, Celia Recio Gutierrez, José Mejías, Juan Angel Sabao Alvarado, Montse Buba… Y el soporte desde Barcelona de Alfred Santapau

La BSO de TECHO Y COMIDA ya conocida a través del TEASER ha sido posible gracias a este equipo:

Letra: Miguel Carabante
Música: Daniel Quiñones y Diego Pozo
Voz: Malena de Mateo
Trompeta: David Strike
Teclado: Ernesto Marín
Percusiones: Manuel Morillas (palmero) y Rafael Ramos (palmero y caja flamenca)
Producción musical: Daniel Quiñones
Técnico sonido: Lele Leiva (timbales y técnico sonido)
Grabado en los estudios LELE SOUND de Jerez

TEASER TECHO Y COMIDA
Guión, realización y montaje: Juan Miguel del Castillo
Ayudante de cámara: Amanda Román
Indigente: Juan Angel Sabao
Imágenes Semana Santa: Manuel Montero