#15M Tuve la suerte de estar ahí

15-05-2016 / 10:42 h.
 

El 14 de Mayo de 2011 acudí a una concentración en el templete de la Feria de Jerez convocada por Democracia Real YA, un espacio de trabajo por internet que congregó a un conjunto de colectivos más o menos desonocidos para la mayoría. La movilización que en realidad estaba convocada para toda España al día siguiene se había comenzado a preparar unos meses atrás por varios centenares de personas en toda España, en Jerez también. Estaba eclosionando el 15M, aunque entonces aún no se conocía por ese nombre.

Debíamos ir con camisetas blancas. Yo me estampé una con el lema ‘Toma la calle’ y con una frase que decía “Quiero formar parte de esa familia incompleta, diversa, informe, rebelde e imperfecta que son los movimientos sociales”. La frase no era mía y debajo de ella puse: [Frase prestada].

Me dio pudor en aquellos momentos citar su autoría, la había sacado de una necrológica a Ramón Fernández Durán, al que nunca conocí y que murió el 10 de Mayo de ese año. Fué uno de los fundadores de Ecologistas en Acción, ingeniero y urbanista, referente del movimiento antiglobalización y de los movimientos sociales en España, contra la OTAN, contra la Europa de Maastricht, contra la economía financiera y el papel de los combustibles fósiles en el Capitalismo.

Camiseta en la primera concentración del 15M en Jerez.

Curiosamente, en estos días he podido leer parte del Libro-comic Memoria de la Tierra de Miguel Brieva (un artista referente del 15M) y he encontrado en él un par de páginas dedicada a Ramón Fernàndez Durán y a su obra La quiebra del Capitalismo Global: 2000-2030. En una de las viñetas una niña lee una frase del libro: ” Tendremos, pues, dos escenarios extremos posibles a partir, grosso modo, de 2030. Un colapso caótico, brusco y humanamente brutal, o un decrecimiento “más suave”, ordenado y justo”. Al final de la lectura la niña exclama “¡JOPES! ¡PUES VAYA PLANAZO!”

En una carta de despedida, meses antes de su muerte, en los prolegómenos del 15M, en el que Ecologistas en Acción también se volcó, Ramón Fernández Durán escribía: “Me da pena desaparecer en estos momentos en que la historia parece que se acelera ….”

Cuento todo esto porqué creo, efectivamente, que aquel mayo de 2011, la historia se aceleró, al menos en España y al menos para mí. Siempre estuve metido en “movidas” en el instituto, en la universidad, trabajando en barrios en movimientos educativos con niños/as y jóvenes, en coordinadoras, en el movimiento pacifista y por la insumisión, en la defensa de los derechos de los trabajadores, en la animación y educación social, mucho tiempo dedicado a la formación, incluso alguna aventura romántica y política a finales de siglo pasado. En todos esos ambientes había siglas, nombres de colectivos y proyecto, identidades, no muy fuertes en mi caso, pero identidades al fin y al cabo.

Con todo ese bagaje me acerqué a la plaza, a las asambleas, a las comisiones de trabajo. Cientos de personas interaccionábamos, aunque algunos nos conocíamos Jerez no es muy grande, la mayoría no. Nadie preguntaba en qué trabajabas, a qué colectivo pertenecías, a qué te dedicabas. Hablábamos del futuro, de que habíamos venido para quedarnos, de que no nos representaban y de que queríamos una democracia real y de que la queríamos ya.

Lo que vino depués ya es conocido, las ramificaciones del 15M y la incidencia en nuestro páis, y me atrevo a decir en el mundo son incuestionables y lo que viene a partir de ahora está por ver. Me alegro, me alegro enormemente de haber estado ahí, haber aportado, haber aprendido tanto de centenares de personas, muchas de las cuales hoy son compañeros de viaje o incluso amigas.

¡¡SEGUIMOS!!

Ilustraciones en ‘Memoria de la Tierra’, de Miguel Brieva.